Un médico nunca deja de prepararse

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

4 octubre

La curiosidad en el ser humano siempre ha dado pie a los mayores descubrimientos en la humanidad, es esa misma curiosidad la que ha dado pie a diversas cosas que nos afectan actualmente. Siempre decimos que nuestro cuerpo es un templo, pero con la evolución tanto de nosotros como del mundo alrededor y la manera en que lo tratamos y todo aquello que consumimos, nos hemos dado cuenta de la necesidad de siempre mantenerse informados acerca de cómo mantener este templo; pero seamos honestos, nosotros por más que estudiemos no podemos saber cada minúsculo detalle acerca de su funcionamiento y de como preservarlo. Es por ello que tenemos a los médicos y todas aquellas personas que trabajan en esta industria.

El trabajo de un médico no descansa, de acuerdo a un párrafo del juramento Hipocrático: “…En cuanto pueda y sepa, usaré las reglas dietéticas en provecho de los enfermos y apartaré de ellos todo daño e injusticia.” En promedio la carrera de medicina dura siete años entre estudio y licenciatura, en ocasiones puede ser el doble si se agrega la especialidad. La realidad es que un médico nunca deja de prepararse, entrenarse o aprender.

La medicina es un área que nunca deja de evolucionar y crecer, diversas técnicas, tecnologías y conocimientos son descubiertos o creados cada año. Inclusive las mismas enfermedades nunca dejan de evolucionar o de aparecer, muchas veces por culpa de los mismos seres humanos.

La medicina evoluciona constantemente y es importante que un médico, en cualquier área evolucione y se actualice, las técnicas antiguas pueden seguir funcionando, y esto no quiere decir que sean obsoletas, claro que no. A lo que me refiero es que nuestros métodos tienen que evolucionar, lo que funcionaba antes para curar alguna enfermedad, hoy en día puede que ya no funcione.

En la antigüedad tenemos casos como el hecho de que para curar a un tartamudo se le cortaba la lengua, o se bebía la orina para su análisis o usar fierro al rojo vivo para curar las hemorroides. La realidad es que la medicina y la tecnología siempre van a evolucionar de la mano.

Es por ello que un médico, sea del área que sea, nunca deja de prepararse. Lamentablemente en la actualidad, un médico no puede basarse a base de prueba y error o de las técnicas de antes. La misma medicina no permite esto, la experimentación es posible y es por ello que un médico tiene que seguir preparándose para aquello que puede venir, una técnica que se está desarrollando o una tecnología nueva. Un ejemplo son los avances que se han ido haciendo en el tratamiento del Sida.

El estudio es una de las armas más poderosas con las que cuenta un médico y es por ello que debemos considerar que no puede saberlo todo. Por algo existen especialidades y aún así tiene que seguir estudiando su área todos los avances que van surgiendo. En nuestro país por cada cada mil personas, hay aproximadamente dos médicos, en otros país es este número es similar. Queramos aceptarlo o no, no muchas personas están dispuestas a considerar la medicina como una forma de vida, como su trabajo. La necesidad de médicos es cada vez mayor, sobre todo si consideramos que 2.3 por cada mil habitantes son trabajadores de la salud. Es por ello que al ser pocos, si nunca tienen que dejar de prepararse, creo que esto es una idea reconfortante para todos.

 

Artículos relacionados

Especialidad médica
Primeros semestres de medicina

¿Qué Especialidad Sería La Tuya?

Siempre es complicado saber a que nos queremos dedicar por el resto de nuestras vidas. Muchas veces no estamos conscientes del verdadero valor que tienen

Close Bitnami banner
Bitnami